viernes, 5 de octubre de 2007

No me puedo creer que esto sea una noticia

Los Ig Nobel los concede anualmente la revista de humor científico Annals of Improbable Research (Anales de la Investigación Improbable), y los entrega en una ceremonia en Cambridge, Massachusetts, donde los ganadores deben intentar explicar su trabajo en un minuto o menos.
Los ganadores en Lingüística han sido los españoles Juan Manuel Toro, Josep B. Trobalon y Nuria Sebastián-Gallés, de la Universidad de Barcelona, por demostrar que las ratas a veces no consiguen distinguir a alguien hablando japonés u holandés al revés.
Gracias por sacarnos de la duda (a veces).

2 comentarios:

Cristina dijo...

Yo llevo años intentando demostrar que el orden de los factores sí altera el producto. Mi explicación es brevísima, tardo apenas 5 segundos en enunciarla, atención:

"El orden de los factores sí altera el producto porque si le das de comer a una gallina trigo caga mierda pero si le das mierda no caga trigo"

Soez, lo sé, pero tanto como cierto. Y sin haber viajado a Massachusetts...

Miguel Calvillo dijo...

No te vayas a empeñar en comprobarlo empíricamente