domingo, 7 de octubre de 2007

La clave de cualquier reforma educativa

Veo un vídeo en youtube de una entrevista a un pedagogo del Perú -creo; para el caso da igual- y se queja del desastre de las reformas educativas hechas desde los despachos de profesores salvados por la política. En todos lados las reformas educativas avanzan a trompicones y en realidad, no avanzan, la enseñanza en el aula sigue ejerciéndose como dos o tres reformas antes y si cambia, no lo hace precisamente por las reformas, lo hace por otros factores extraños al sistema educativo. No voy a entrar en la estupidez de las innovaciones terminológicas, no voy a entrar en la tontería de innovar cambiando unas horas por otras, más de aquí que de allí, para estar al final unas pocas horas más o menos leyendo libros de texto titulados A o B y haciendo exámenes se llamen antes alfa y después beta; con esos aspectos hoy al menos, no pierdo ni un segundo.

Vamos al grano: ¿se sabe cómo debe enfocarse una reforma educativa que funcione? La respuesta es "sí, se sabe". Lo que no sabemos es por qué los políticos sistemáticamente obvian este conocimiento y fracasan continuamente en sus reformas. La clave de las reformas educativas está en el acceso a la carrera docente y en la formación del profesorado. No hay más secreto. Lo demás es absoluta y radicalmente secundario. Ese es el punto de apoyo para mover el mundo: la formación y acceso del profesorado a la profesión. A partir de aquí y finalizando aquí, podremos discutir si tal nombre, si tal asignatura, si tal enfoque. Pero cambiar las leyes para que donde digan dijo digan diego, es manipular el futuro, no crearlo ni mejorarlo. Y eso es lo que creo que han hecho los políticos: pensar que el aspecto que querían reformar era irrenunciable (por ejemplo, para la derecha el énfasis en la rentabilidad, la productividad; para la izquierda, en la tolerancia, la permisividad; ambos enfrascados en la ganancia de sus grupos de poder, incapaces de ver más allá de sus espejos respectivos: el problema de los políticos no es que les parezca todo mal si viene del contrincante, es que son profundamente narcisistas, creen que cualquier cosa que venga de ellos es una salvación para la humanidad por tener origen en sus dignas personas). Estas reformas han engañado a la gente porque los políticos han querido engañarse pensando que luchaban por conseguir un mundo mejor cuando en realidad pretendían conseguir un camino mejor...a su perpetuación en el poder.

Pero volvamos a la idea principal. ¿Realmente es tan mágico el acceso y la formación del profesorado como para promover una reforma total? Sí, lo es. Naturalmente, al tratarse de una reforma real, profunda y sincera, no se produce de la noche a la mañana (algo que el político no soporta, vaya que los beneficios los reciba el contrincante).

Pero ¿son los políticos, así en general, los únicos culpables? No. Ocultos tras la responsabilidad genérica de la palabra Administración, no sólo los políticos del gobierno central han sido culpables de que las reformas fracasen, hay al menos tres responsables más: los políticos autonómicos -que siempre han visto en las reformas una oportunidad de reforzar su educación regionalista-, la Universidad -que ya no puede ocultar más su pésima formación pedagógica- y los sindicatos -que han apoyado sistemáticamente el cuerpo único para poder tener a todos contentos (?)-.

Con un panorama tal, resulta peligroso hasta llevar la razón, porque si por un asomo, por un asomo he dicho, asumieran los nombrados la más mínima responsabilidad -todos niegan siempre sólo la suya- y se propusieran reformar el acceso a la carrera docente y se reestructurara la formación del profesorado, no sé qué se les ocurriría. Tal vez no pasarían de cambiar unos temas por otros en las oposiciones, baremar unos puntos por otros en los concursos y varias estupideces más.

Que me quede como estoy, dirían muchos.

3 comentarios:

Antonio dijo...

Hola,
Me pregunto si podrías facilitarme una dirección mail de contacto directo, para hacerte llegar una nota de prensa.

Un cordial saludo,

Antonio

——————————-
Antonio Guerrero
Tech Sales Group – Gabinete de Prensa
www.techsalesgroup.es

Calle Castella 40, bajos
08018 Barcelona
Tel. 93 303 22 70

Cristina dijo...

Y así por ejemplo, incluir dos temas más en las oposiciones de secundaria , eso sí, aumentando el número de bolas a 5, pero ¡ojo! disminuyendo los puntos de concurso por cursos-ya puestos, han decidido que sólo computen los de 120 horas para arriba- Y todo ¿para qué?; para que le den la plaza a mi abuelo que a los 64 años de interidad ya se lo merece el pobre...

Eduardo dijo...

Hola Miguel, no conocía tu otro blog... me parece muy interesante y sería bueno intentar buscar esas soluciones con movilizaciones por ejemplo, ¿sabes que somos el "gremio" más desunido? Lo que interesa a unos (interinos) no interesa a otros... y te lo dice un "elemento" que ha estado en los dos frentes y que nunca le han enseñado a enseñar...y sigo con los libros (por una cuestión crematística, ya que los alumnos los pagan...espero que los libros sean gratis para no utilizarlos...no me gusta que los chicos gasten una pasta en el book y no lo utilicen...
Bueno que siempre atinas pero una reflexión los cursos de formación a ser posible tenían que tener horarios flexibles o ser vía internet (lo digo por este menda que está por la mañana y la tarde)